Reparto de utilidades en las empresas. Dos proyectos de ley en el Parlamento. Análisis comparado.

Novedades

Reparto de utilidades en las empresas. Dos proyectos de ley en el Parlamento. Análisis comparado.

Por Pablo Mastromarino

En el mes de agosto del corriente año el Diputado Hector Recalde presentó un proyecto de ley que contempla la entrega de bonos de participación en las ganancias para los trabajadores telefónicos. Si bien este proyecto está circunscripto a la actividad telefónica, no es el primer proyecto presentando sobre la materia. El año pasado, ya había presentado un proyecto sobre participación en las ganancias de las empresas, pero aplicable a todos los trabajadores que se desempeñen en una empresa con fines de lucro.

Analizaremos ambos proyectos:

1. Proyecto referido a trabajadores de empresas telefónicas:

Este proyecto (registrado bajo el Nro de expediente 4319-D-2015) comprende a todos los trabajadores que se desempeñan en empresas prestatarias del Servicio Nacional de Telecomunicaciones que resultaron adjudicatarias en la privatización de ENTel, sus empresas vinculadas o controladas afectadas el servicio de telefonía, sea fija o móvil; como así también a las empresas prestadoras del servicio de telefonía que hubieran sido autorizadas a la prestación de este servicio con posterioridad a la privatización de ENTel.
El proyecto establece el derecho de estos empleados a percibir el bono por la sola existencia de la relación laboral durante el año en el que correspondan las ganancias a distribuir, sin distinción de categorías, fecha e ingreso, ni ninguna otra característica personal o laboral más que la vigencia de la relación laboral.
Aquellos empleados que no hubieran trabajado durante todo el año al que correspondan las ganancias, tendrán derecho al cobro del bono en forma proporcional a la fracción del año trabajada.
El proyecto delega en la negociación colectiva a llevarse a cabo con el sindicato las cuestiones relativas al porcentaje de las ganancias a distribuir, las condiciones de su cálculo para cada trabajador y la forma de pago.
En el caso que transcurrido un año desde la entrada en vigencia de la ley, las partes no se hubieran puesto de acuerdo sobre las referidas condiciones, las mismas serán establecidas por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social mediante resolución que será de cumplimiento obligatorio, hasta tanto entre vigencia un acuerdo colectivo sobre el particular.

2. Proyecto referido a todos los trabajadores de empresas con fines de lucro:

Dicho proyecto (registrado bajo el Nro de expediente 1745-D-2014) establece que esta participación en las ganancias de las empresas no se computará para la determinación de las cargas sociales, montos de indemnización, ni de los aportes y contribuciones con destino a regímenes previsionales o asistenciales, y no tendrá incidencia en ningún otro instituto relativo al contrato de trabajo.
Asimismo, a los efectos de esta norma, define como ganancia a la renta gravable de conformidad con las disposiciones de la legislación impositiva vigente sobre Impuesto a las Ganancias, o las que se establezcan en el futuro sobre los beneficios, utilidades, réditos o ganancias de las empresas. En este sentido, dispone que sólo estará afectado a la participación laboral el rédito neto, obtenido en cada ejercicio anual, para lo cual se restarán del rédito bruto los gastos necesarios para obtenerlo, mantenerlo y conservarlo cuya deducción admita la legislación impositiva aplicable. También serán deducibles las reinversiones de utilidades hasta un máximo del cincuenta por ciento (50%).
El proyecto fija en el 10% de las ganancias netas anuales, el porcentaje de participación en las ganancias.

Quedan exceptuadas de este régimen:

a) Las nuevas empresas, durante los dos primeros años de funcionamiento, o las que al entrar en vigencia esta ley no tuviesen tal antiguedad.

b) Las nuevas empresas cuya actividad principal gire en torno a la fabricación de un nuevo bien o servicio, durante los primeros cuatro años de su funcionamiento, previa aprobación por parte de la autoridad de aplicación.

c) La empresas cuya ganancia anual no supere un límite que fijará la autoridad de aplicación.

d) Las fundaciones e instituciones de carácter privado con personería jurídica, que no tengan propósitos de lucro y ejecuten actos de asistencia con fines humanitarios, culturales o científicos y en general todo empleador que no obtenga lucro con la actividad del trabajador.

e) Las sociedades cooperativas, con relación exclusivamente a los socios de las mismas.

Tampoco será aplicable este régimen a:

a) Los directores, administradores y gerentes cuya remuneración anual sea superior a 5 (cinco) veces el salario anual promedio pagado por la empresa;

b) Los trabajadores contratados por medio de Empresas de Servicios Eventuales autorizadas para funcionar como tales, destinados a la cobertura de necesidades eventuales de empresas usuarias, respecto de las ganancias de éstas.

3. Conclusiones:

Sin duda, ambos proyectos implican un marcado incremento de los costos laborales, más allá de las exenciones que acuerdan los mismos. En el corto o mediano plazo, según la actividad, este costo terminará trasladándose a los usuarios.
En ambos proyectos se observan vacíos que si no son regulados podrán serán materia de controversias que aumentarón la litigiosidad laboral.
La posibilidad de revisión por parte de los trabajadores, sobre la forma en que el empresa ha determinado sus ganancias, puede implicar una injerencia indebida en la actividad del empresario y ser fuente de diversos conflictos colectivos.